Zumo de pera

Tradicionalmente se creía que la pera era de poca utilidad para la preparación del zumo. Este alimento es bastante "caprichoso" de exprimir y a menudo se transforma en una "pasta". ¡Sin embargo, con ANGEL todo es posible! Por otra parte, hay que tener en cuenta que la pera es organoléptica.

Se recomienda el uso de todo tipo de zumos de frutas duras. La cantidad de zumo que obtendrás te sorprenderá: un vaso de zumo (250 g) de una sola pera grande.

Beneficios del producto

La fruta de la pera es una de las golosinas más sensoriales. La pera es rica en azúcares, ácidos orgánicos, enzimas, fibras, taninos, nitrógeno y pectinas, vitaminas В1, Р, РР, caroteno y flavonoides.

Los antiguos médicos apreciaban los frutos del árbol de pera como ayuda para la curación rápida de heridas y también como un medio para reducir la fiebre. En los antiguos textos árabes sobre medicina está escrito que la pera ayuda a tratar enfermedades de los pulmones. El zumo de pera tiene una actividad antibacteriana gracias al contenido de la arbutina (antibiótico). También se consume como un medio para fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos. La pera contiene una gran cantidad de ácido fólico, por lo que es tan importante para los niños, para las mujeres embarazadas y para aquellos que tienen problemas de hematopoyesis. La pera es vigorizante, refrescante y aporta un buen estado de ánimo. Muy útil para el corazón en general y para los trastornos del ritmo cardiaco, en particular. Esto es debido al hecho de que la pera contiene mucho potasio. Por cierto, cuánto más firme y perfumada es la pera, más es la calidad de sus sustancias organolépticas.

Rendimiento: de 1 kg de producto limpio se obtienen 800 g de zumo.